9.7.16

El sacrificio de Isaac.

 
Caravaggio, Sacrificio di Isacco. [1603]. Galería Uffizi, Florencia.

(La Biblia no dice la verdad. En el Monte Moriah no había cobertura. El drama se convirtió en tragedia y el patriarca Abraham no pudo evitar el sacrificio de su hijo Isaac).


Padre, ¿por qué me sacrificas cuando me encuentro solo?

He subido contigo al monte del castigo arrastrando mi culpa
esperando que el ángel que me guarda detenga la mano que ajusticia
padecida tortura que el pecado quebranta sin expiación ni pena.

Presumo que adivinas que el daño inmarcesible me iría socavando
hasta dejar mi alma pendiente de los hilos que fabrica el destino
del niño que no he sido cuando la vida hechiza y el miedo a causar daño
enmudece palabras de petición de auxilio cuando todo discurre
por sendas separadas que tornan a anudarse en momentos de angustia.

Tu obediencia debida purifica el perdón que preciso para afligir el ansia
de abrigada inocencia que colmate mi corazón desnudo en cuerpo lacerado.

Me acompañas doliente durante tres jornadas con puñal y con fuego,
amándome me cedes, con planto contenido, la carga que preludia
la ausencia del cordero que conjure la ofrenda desolada en ara de holocausto.

Mas sé que no has podido evitar que los hados comparezcan en busca de su presa:
no existe providencia que me ampare por siempre de la nada más bruna.


EL SACRIFIO DE ISAAC.

[09/06/2016].
in memoriam L.


21.6.16

Memoria de la luz.



Memoria de la luz
de unos ojos grises preñados de ternura
que encienden mis entrañas
amaneciendo el día.

Es columna de cieno
el recuerdo que guardo en la recámara
de palabras que dije para hechizar tu alma
y hacerla prisionera de un abrazo total.

Con caricias de niebla
el beso que me envías reverbera
el ávido deseo de tenerte
cual luz de la memoria preterida.


MEMORIA DE LA LUZ.

[11/06/2016].



5.6.16

Silencio, sólo silencio.


Cuando cese el rasgueo

del bordón y la prima

que emiten los acordes

del blues que fue mi vida,

se escuchará el silencio.



Cuando cese el espacio

vacío entre palabras

donde el significado

alcanza plenitudes

-en cartas no enviadas

o poemas no escritos-,

se releerá el silencio.



Cuando cese el recuerdo

legado a tu custodia

de un amor otorgado

a ti sin condiciones,

que dádivas malgasta

por no correspondido,

se evocará el silencio.



Cuando cese el destello

del pábilo del cirio

que ilumina mi luto

entre sudarios gélidos,

se avistará el silencio…

                                  sólo el silencio.




SILENCIO, SÓLO SILENCIO.

[05/06/2016].



23.5.16

L'amour l'après-midi.



Amor tras mediodía
cual sol de lluvia limpio,
fresco como rosa recién cortada,
sentidos tientos que devienen tangos.

Brisa de primavera
y efímero momento
que se pierde sin huella en la memoria
cual humo compartido
que disipa la culpa estremecida
en el silencio.

Así tendré que amarte
por siglos de los siglos.

L'AMOUR L'APRÈS-MIDI.

[14/05/2016].